LO APRENDIDO.




Me detuve bastante!, pese a la canción, quizá paralizado por la desazón, quizá por la espera de que los otros me resuelvan, quizá por muchos quizás, y no necesariamente los del bolero...

Me detuve bastante!, perdido en esta triste y absurda comedia que tanto nos gustaba que nos canté Joaquín. Creo que uno se reconstruye, uno sale luego de rodar en el polvo su cabeza, por que lo aprendimos de Almafuerte (aunque se haya suicidado), no soy quien para dar consejos ( de chico me gustó mucho ese spich), no creo más que en el presente, no creo más que en mis manos y mis pies. Lamento no poder festejarlo colectivamente, pero no me rindo y sé que más tarde que temprano (La plaza, la calle y la moneda volverán a soñar muchedumbres) aprenderemos que donde cae uno caemos todos. No me resigno!, pese a que nos toque enroscarnos en el caparazón, golpeen con todas sus fuerzas, no nos rendiremos!!, y por eso la ALEGRÍA A FLOR DE PIEL!!!!, porque eso nos lo enseñó benedetti..., y sin vos, me quedo, bailare, y sin voz, me quedo, danzaré, y sin voces me quedo, rondaré hasta desfallecer pero sonriente y de pié, como nos enseñó Rubén, allá donde suenen los tambores, aunque no te guste tenía que decirlo, sin escudo, simplemente más desprotegido, pero sin doblegarnos... Allá vamos!!

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo